lunes, 1 de junio de 2009

Nausicaä del valle del viento

KAZE NO TANI NO NAUSHIKE


Año: 1984
País: Japón
Duración: 116 min.
Director: Hayao Miyazaki
Guión: Hayao Miyazaki
Música: Joe Hisaishi
Productor: Studio Ghibli
Mi puntuación filmaffinity: 7
Puntuación filmaffinity (01/6/09): 7,9



Sobre unas tierras que traen a la mente los desolados páramos de Hoth comienza esta sorprendente historia, acaso con la mejor secuencia inicial de la factoría. En esta película encuentro, más que en ninguna otra, el crisol de luces y sombras del que vengo hablando desde que me inicié en los caminos del anime. Posee algunos momentos sublimes, arrolladoramente evocadores, incluso cuando lo que recuerda es otras historias que ya conocemos (una sensación que nunca abandona a esta película, al menos en mi caso (esto es en parte bueno; siempre me gustó recuperar, aún por un instante, algunos de tantos recuerdos que quedan olvidados profundos en mi memoria)).

Sin embargo, cae con inexplicable facilidad en errores burdos y, sobre todo, gratuitos. Cierto que no son películas hechas para mí. Entiendo también que no se puede ir matando protagonistas así sin más para calmar mi perversa sed de amargura y desolación. (Aunque debería ocurrir con más frecuencia).

Pero nada de esto justifica la irregular banda sonora de la película, por poner el primer caso. Es cierto que he usado la palabra “irregular” de forma deliberada, en plan gafapasta. Pero es que, en esta ocasión, describe la situación a la perfección. En el comienzo llegué a pensar que se trataba de una de las mejores bandas sonoras de la casa y, más avanzada la película, me seguí sorprendiendo de cuando en cuando atento a algún pasaje particularmente logrado. Pero los momentos más cutres de la película, casi los únicos que rozan lo vergonzoso, se deben a la música. Permitidme espoilear un poco (3%) y dar explicaciones:

¿Qué necesidad hay de introducir la “música de bichos malos”? Todavía no salgo de mi asombro... con el agravante de que hunde de por sí escenas que, quizás, vistas con otros ojos, podrían resultar emocionantes y cautivadoras... qué sé yo, quizás sea un rollo oriental o algo.

Aprovechando el lapso espoiler en que me he sumido, consumaré mi tarea de crítica negativa: ¿a qué el bicho-zorro? ¿? Realmente no veo su sitio en la historia, pero les perdono la vida. Solo que no hace nada y nadie le dedica un instante de atención... pero siempre está ahí, empreñando en los planos. Supongo que la vida está conformada por detalles como éste, sin explicaciones ni destino, tan solo personas y sucesos fuera de lugar permitiendo el avance del tiempo...

¿Y por qué nuestra princesa anda por los cielos enseñando el culo? -literalmente. Que no es que me importe... pero tampoco lo entiendo... y menos con los peligros constantes que la amenazan (por cierto que su desnudez parece ser algo muy natural para el resto de personajes). Además que hay que ser consecuente con estas decisiones y, en ciertos ángulos comprometidos, no lo son... además, en la escena en que es virtualmente (donde virtualmente no viene a ser casi en este caso :P) desnudada (no os hagáis ilusiones, perversas mentes) ¡tiene ropa interior por primera vez en su vida! Aunque lo justo es justo, también para dormir se viste...

Bueno, una vez más mi cerebro agotado se ha centrado en los aspectos más oscuros y negativos. Quizás sea porque a mí no me importa conocer lo malo de las películas, pero me gusta descubrir lo bueno. Como tantas otras veces concluyo, en esta película hay mucho bueno. Hay cosas monas, hay momentos razonablemente intensos, hay sorpresas, muchos entornos muy creativos, una historia extraña y familiar al mismo tiempo... aunque, para mi gusto, lo mejor es ella. Nunca pude entender cómo ningún personaje... pero mejor me callo. Vaya, que bastantes motivos para verla, siempre que no seas un asqueroso esnob como yo. En ese caso, lánzate a un pozo y haz como gustes.

6 comentarios:

Chuparrocas dijo...

Teniendo en cuenta que acabas de empezar con el anime y que, como dices al final, eres un snob, me parece una crítica muy justa.

Y es cierto aquello de que la princesa Nausicaa va enseñando sus vergüenzas por el mundo mundial, aunque no estén dibujadas. Quizá sea por eso de que, como es una con la naturaleza y con el cosmos, no lleva ropa interior, lo que no deja de ser una chorrada.

Aún así me sigue pareciendo la mejor de Studio Ghibli, aunque mi favorita sea "Mi vecino Totoro". ¡¡¡QUIERO UN GATOBUUUUUUS!!!

Jejejeje, buena crítica.

cronopio dijo...

Mi vecino Totoro no tardará en caer, más ahora que sé que existe algo llamado "gatobús" XD
También hay ya 2 o 3 que ya he visto y sobre las que tengo que escribir... supongo que lo haré rollo condensado, como la otra vez, que asín es más llevadero...
Esperemos que todas las historias que aprendí ayer sobre el cosmos el karma y los Ohmus me ayuden en el examen de gravitación y cosmología, qué menos...

Émera dijo...

Tiene pinta de que te va a ayudar con el examen lo mismo que unos capítulos de Bola de dragón u Oliver y Benji, pero aprovecha lo que puedas... No obstante, buen trabajo!!

Por cierto Dani, el otro día, en un arrebato de locura, y porque ya estaba acabando, volví a ver el núcleo... La verdad es que está bien para verla en exámenes, al menos puedes sentir que has aprendido algo durante toda la carrera y echarte unas risas :-P

Besos varios!!

Chuparrocas dijo...

Todo el mundo conoce la aplicación de los ohmus en la cosmología, por supuesto.

Verás cómo mola el gatobús. Desde que me enteré que en museo Ghibli, en Japón, hay un peluche gigante del mismo, me estoy muriendo por ir.

Lucía, por eso decía yo que era divertido ver "El Núcleo". Otra que se parece bastante es "Sunshine", de la que me han dicho cosas peores que "El Núcleo". Habrá que verla.

Edain dijo...

Seréis imbéciles,Nausticaa usa mallas blancas,si su daltonismo les impide diferenciar ese grado de tonalidades,y tampoco saben distinguir los pliegues dibujados en las mayas de la chica; mínimo no anden exponiendo su ignorancia por internet.

cronopio dijo...

Una de nos relajamos, ¿no Edain?