miércoles, 18 de noviembre de 2009

1942: Sangre, sudor y lágrimas

LA SEÑORA MINIVER

Título original: Mrs. Miniver
Año: 1942
País: Gran Bretaña
Duración: 130 min
Fecha de estreno en España: 26 de diciembre de 1946
Director: William Wyler
Guión: Arthur Wimperis, George Froeschel, James Hilton y Claudine West, según la novela homónima de Jan Struther
Música. Herbert Stothart
Montaje: Harold F. Kress
Fotografía: Joseph Ruttemberg
Productor/es: Sidney Franklin
Compañía: MGM
Intérpretes: Greer Garson, Walter Pidgeon, Christopher Severn, Teresa Wright, Richard Ney, Dame May Whitty, Henry Travers et al.

Ganadora de 6 Oscar: película, director, guión adaptado, fotografía, actriz, actriz secundaria

La señora Miniver es una madre de familia de clase media que vive en Londres durante la 2ª Guerra Mundial. Sus ingresos le permiten llevar un alto nivel de vida, pudiendo permitirse algunos lujos. Vive felizmente con su marido y con sus hijos, de los cuales el mayor acaba de volver de la universidad. Pero toda esa vida feliz se verá interrumpida cuando los nazis bombardeen la ciudad de Londres.

En una entrada anterior, con motivo de la crítica de "Rebeca", se comentaba lo locos que estaban en la Academia al no premiar otras películas de Hitchcock como "Psicosis" o "Con la muerte en los talones". El porqué no fueron premiadas se debe a la fuerza de muchas de las películas nominadas, pero es cierto que a lo largo de la historia, la Academia de Hollywood ha tomado decisiones más en relación a la camaradería o al sentimentalismo que a la calidad fílmica. Este es el caso que nos ocupa. En plena 2ª Guerra Mundial, donde Europa estaba siendo asediada por el nazismo, surge "La señora Miniver", una película que relata los crueles bombardeos de la Luftwaffe sobre la capital de Inglaterra. Lógicamente, como muestra de solidaridad para con las víctimas, sus hermanos americanos recompensaron a dicha película con media docena de Oscars, todos ellos inmerecidos. Y es que a pesar de no tener fuertes competidoras, están claras las intenciones de los académicos al premiar a esta película.

La cuestión es que "La señora Míniver" es un mero panfleto propagandístico sobre lo malos que son los nazis y lo que sufrieron los londinenses. No dudo en absoluto ninguna de las dos afirmaciones. El problema está en que la película no tiene nada. Es sumamente cursi (lo de la flor llamada señora Miniver roza la vergüenza), hay una historia de amor metida con calzador (afortunadamente la protagoniza la guapa Teresa Wright) y las supuestas escenas de tensión no son tal. La secuencia del piloto alemán es muy interesante, pero lo habría sido más si no hubiera sido mostrado como un ser sin escrúpulos, absolutamente despreciable. Las interpretaciones no están mal, pero no las creo dignas del Oscar. La fotografía tampoco es que sea gran cosa y la dirección, bueno, es William Wyler, uno de los grandes, que demuestra eficacia en todos sus trabajos, pero de donde no hay no se puede sacar.

Ojo, que la película no es aburrida. Es entretenida, sobretodo en los momentos en los que aparece Teresa Wright, que con su dulzura y belleza por lo menos nos hace la visión agradable. Pero es que todo lo que ocurre es ridículo, como el concurso de las flores al final del filme. Lo que alcanza el paroxismo total es la homilía final que hace el párroco en una iglesia destartalada. Que si es la guerra del pueblo, que si hay que luchar, que si patatín, que si patatán. Doce años antes se realizó una película magnífica, una de las mejores de la historia (está en el top 250 de IMDB las mejores películas de todos los tiempos), que criticó la guerra de una forma más elegante y dura que esta. Estoy hablando, claro está, de "Sin novedad en el frente". Aquella tenía al menos duras imágenes, grandes diálogos y una producción espectacular. Pero esta no tiene nada de eso. Es más, no critica la guerra en sí, sino lo pobrecitos que son los londinenses al ser bombardeados.

En fin, un panfleto de dos horas de duración, donde lo único que se puede sacar es la metáfora de la flor, símbolo de la belleza durante la guerra. No se si será una de las peores de los Oscar, porque al menos posee elegancia, conmueve y tiene un director de gran nivel como Wyler, que se resarcirá dirigiendo 17 años después una de las mayores películas de todos los tiempos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta y La melodía de Broadway de momento las peores.

Chuparrocas dijo...

Hay que meter en el saco también "Cabalgata", y "Siguiendo mi camino", sobre la cual hablaré en un futuro próximo.

Émera dijo...

Bien bien... tachamos otra de la lista... se empiezan a acumular demasiadas que tengo ganas de ver!!

Chuparrocas dijo...

Jajajajaja... y casi todos son musicales. Hay uno por ahí de Gene Kelly que es otra fiel candidata. Creo que podría desbancar a "La melodía de Broadway", pero claro, hay que verla para cerciorarse.